martes, 28 de mayo de 2013

Conjunto modular Club-N: Preparación (Capítulo 1)

¡Buenas tardes!

Os tengo abandonados mucho tiempo (demasiado, lo sé), pero eso no significa que haya estado parado, al contrario, he estado muy "activo" ferroviariamente. Pero esta vez no ha sido trabajando en RintiLand, sino en otro proyecto que tengo entre manos con un grupo de amiguetes... os cuento:
 
Como el proyecto de mi maqueta es tan grande, y ciertos miedos empezaban a aflorar debido a mis limitados conocimientos de bricolaje, carpintería, etc., pues surgió la idea de montar unos módulos junto con un grupo de amiguetes modelistas que conocí en un curso de modelismo, del que ya os hablé en anteriores entradas.
 
Lo que fue una propuesta casual de 3 amigos, surgida tomando unos cafés, poco a poco fue tomando forma y creciendo. Finalmente, decidimos montar un pequeño conjunto modular, formado por 4 módulos regulados por la normativa del Club N de España, al que pertenezco (que también es europea, Euro-N), ya que nos habían encantado las maravillas de módulos que se vieron en ToledoTren 2012, y deseamos participar del ambiente in situ con nuestra propia obra.
 
¡Así que nos pusimos a rodar!
 
Me tocó hacer el diseño, realizado con el programa WinTrack (el mismo con el que he diseñado mi futuro mundillo de RintiLand). Pensamos de todo, en hacer un conjunto de 3 módulos rectos alineados horizontalmente (como hacen muchas asociaciones para llevar a los encuentros de módulos), en 2 módulos grandes y otro en curva, en fin... de todo. Pero finalmente, decidimos hacer algo diferente a lo que se suele ver en los encuentros.
 
Como la normativa Euro-N es muy flexible, tan sólo exige que los cabeceros sean homologados (te los proporcionan ellos), pero luego el circuito interior es a voluntad, tan sólo cumpliendo ciertas normas (las vías principales deben ser perpendiculares en los 5 primeros cm desde la cabecera, separadas 30 mm, con un radio mínimo no muy cerrado, etc.), pues pensamos que podríamos hacer un circuito interior, cerrado, que se uniera a 2 vías principales que pasaran de un cabecero a otro. Es decir, 4 módulos puestos 2 a 2 y no alineados los 4 uno a continuación del otro. Como una foto vale más que 1000 palabras, aquí os dejo el diseño que nos quedó inicialmente:
 
 




 
Se trata de 4 módulos de 80 x 40 cm cada uno, ubicados como se ve en las fotos de arriba, de forma que la superficie total quedará de 160 x 80 cm (en realidad, serán 162 x 80 cm cuando añadamos los cabeceros de los módulos, que son de 1 cm de espesor cada uno).

El primer paso ya lo habíamos dado, tener un diseño que nos satisficiera a todos. Nos había costado (esta que veis debe ser la versión 4ª o 5ª de todos los diseños que fuimos cambiando o retocando, a base de cafés), pero ya lo teníamos. Sólo necesitábamos ponernos en marcha.
 
Por suerte, nuestro "master" del curso de modelismo (Alfonso Jaráiz), nos consiguió un contacto de otro alumno de sus cursos, gracias al cual podíamos disponer de un local para trabajar algunos fines de semana. ¡Ya teníamos lo más difícil!
 
Y empezamos a trabajar, pero eso ya os lo contaré en los próximos capítulos...
 
Un saludo a todos/as.
 
Publicar un comentario