viernes, 12 de julio de 2013

Conjunto modular Club-N: Creando la base de la montaña (Capítulo 4)

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches!

Hoy sigo contándoos la evolución de nuestro conjunto de módulos de los que os hablé en los 3 capítulos anteriores. Volvimos a reunirnos un fin de semana para trabajar a tope, y la verdad es que avanzamos bastante, teníamos que empezar el "costillar" de la montaña, darle forma al río, ¡muchas cosas!
 
Por suerte, nuestro amigo Paco ya hizo los deberes en casa y preparó los laterales, con sus cajeados para acceder bajo la montaña en caso de problemas, así que ya teníamos por dónde empezar:
 

Unimos los 4 módulos con sus tornillos y empezamos a plantear la vía interior de la montaña, con las bases curvas de LokLiege:


 
También probamos la ubicación del recipiente con escayola que acabará siendo el lago, el cual nos dio algún que otro problemilla, pero al final le acabamos encontrando sitio:


Una vez planteadas unas cuantas ideas, empezamos a trabajar cada uno en una cosa, unos haciendo rampas para subir la montaña, y costillas para apoyar posteriormente la malla metálica:

 

Otros preparándose para pintar algunas vías más que no pude preparar en casa...

 
Y otros acondicionando los desvíos de PECO para comprobar cómo quedarían después en los módulos delanteros del conjunto:


A continuación os sigo contando lo que avanzamos aquél fin de semana...

Fijamos el lago (lo sé, ahora parece de todo menos un lago, pero ya veréis en el futuro cómo la cosa cambia):
 

 
Diseñamos mini-rampas para que el inicio de la subida sea lo más suave posible:


Colocamos las nuevas costillas para la montaña, aún huelen a serrín...

 
Empezamos a colocar la base de la vía, primero en bruto en el interior de la montaña (para no gastar la buena en un sitio oculto), y a continuación la base con perfil y peralte a unos centímetros del inicio o final de los túneles.
 
Importante: aunque ahora clavamos las bases para que no pierdan la forma que deseamos, también las pegamos, ya que los clavos los quitaremos una vez seque el pegamento (recomendación: los clavos transmiten el ruido de los trenes a la madera, por lo que no conviene ni clavar las vías, ni clavar las bases al bastidor).
 



 
Tras dejar secar un poco el pegamento en las bases y en las costillas (e irnos a comer, jejeje), tocaba empezar a poner las vías, a dar forma a la maravillosa vía PECO Código 55 y ubicarla bajo el túnel.
 
 


Con un poco de maña y cuidado, perforamos los orificios para clavar de forma provisional la vía en el interior del túnel, con un taladro a baja velocidad y aprovechando las marcas de la parte inferior de la vía PECO:
 
 
Clavamos provisionalmente la vía, sin pegarla aún, ya que  necesitaremos comprobar si los radios que hemos creado son correctos y, sobre todo, que ningún tren pueda chocar con alguna de las costillas de la montaña:
 
 
 
 
Para comprobar gálibos en el interior del túnel empleamos un par de flamantes 9000s de Hispatrén, de los vagones más largos de nuestra flota en escala N. Si éstos pasan, ¡todos lo harán!
 
Y pasaron sin problemas :-)
 
 
 
 
Después de esto, empezamos a poner parte de la base de vía en otro de los módulos. La verdad es que este material es excelente, muy manejable, fácil de cortar, elástico, se puede adaptar al radio que queramos (dentro de unos límites) y, además, ¡deja las vías curvas con peralte!. Juzgad vosotros mismos:
 
 
 
 
A continuación, seguimos con el proceso de colocar la malla metálica en la montaña, sobre la que asentará el perfil rocoso. Nos dimos cuenta de que aún faltaba algo de agarre, y terminamos algunas piezas de madera y de porexpán para completar la base sobre la que colocar la malla después:
 
 
 

Ahora que ya parece que está todo listo, procedemos a colocar la malla, por piezas cortadas sobre la marcha. Aunque la malla empleada es de aluminio y no "pincha" mucho, es conveniente manipularla con guantes, por el bien de nuestros dedos:
 



 
Y hacemos lo mismo en el otro módulo que tiene parte de montaña, uno de los módulos frontales que tendrán las 2 vías principales de paso. Es decir, calculamos la forma de las costillas de madera, encolamos, etc., dejándolo listo para poner la malla en nuestra próxima reunión, porque el fin de semana no daba para más...
 


Esto es todo por ahora, mucho trabajo realizado pero hemos avanzado un montón, por lo que acabamos muy contentos ¡esto va tomando forma!

Hasta la próxima, un saludo para todos/as.
 
Publicar un comentario