martes, 19 de noviembre de 2013

Conjunto modular Club-N: Dando color y vida a la montaña (Capítulo 7)

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches!

Tras unos cuantos días sin juntarnos, la "pandilla modular" se reunió en otro fin de semana que acabó siendo de lo más productivo. Nuestra montaña totalmente blanca de escayola se convirtió, unas horas después, en un terreno rocoso con un poquito de hierba, quedando con un aspecto que, poco a poco, se va pareciendo a lo que buscamos. Pero, como siempre, os voy describiendo todo lo que hicimos a continuación.
 
Aunque ya os enseñé cómo quedó la montaña en los 2 módulos delanteros (los que me llevo a mi casa habitualmente), el grueso de la montaña está en uno de los módulos traseros, y este es el aspecto que tenía, una vez seca y tratada la escayola, ¿no pinta mal, verdad?:
 

 
A partir de ahora, nos toca repasar los bordes de los módulos para asegurarnos de que las uniones entre ellos van a coincidir de la mejor manera posible:
 
 
También pulir algunos tacos de madera para poder hacer una caída de montaña "creíble", como una trinchera. Añadimos cinta adhesiva con forma de rejilla, con la finalidad de conseguir que la escayola agarre mejor en esa pared y, además, pusimos algo de tela metálica en el otro lateral para hacer más tendida la caída del terreno hacia el final del módulo:

 

 
A partir de aquí, pusimos una capa de escayola nueva en estas zonas que lo requerían, así como en algún trozo de la montaña que se nos quedó débil, como refuerzo. Esta escayola era un poco más oscura, por lo que la nueva capa se distingue perfectamente de la original:

 
 

Una vez puestos los 2 módulos montañosos frente a frente, comprobamos cómo nos está quedando la intersección entre ambos. Aunque se nota un pequeño hueco (inevitable, por otra parte), estamos muy satisfechos con el resultado, ya que los perfiles de la montaña coincidieron casi a la perfección. Y el hueco ya lo taparemos con hierba, arbustos, árboles...
 
 
 
Ahora os cuento el proceso que utilizamos en la fase de pintar la roca, si pincháis a continuación:

En resumen, el proceso que seguimos fue la creación de varias mezclas de pintura en vasos de plástico, con las diversas tonalidades que queremos que tenga nuestra roca. Esta pintura se mezcla con agua y pequeñas gotas de cola blanca para que se adhiera mejor a la roca. Con un pincel grande, mojamos en los vasos de pintura y vamos pintando la roca con movimientos rápidos, extendiendo la mezcla por la zona rocosa (mezclando pinturas sobre la marcha).
 
Las pinturas y colores que utilizamos fueron las siguientes:
 

Creamos las mezclas para cada una de las pinturas en vasos diferentes (añadimos uno de color negro para darle algún toque a la roca en los puntos donde necesitáramos resaltar más sus aristas):



Una vez creados los vasos, junto con un cuenco con agua para ir limpiando el pincel en cada brochazo, empezamos a pintar en la roca. Este método de pintar la roca es muy rápido y muy eficaz, comprobadlo vosotros mismos en las siguientes fotos:
 




 
El artista Pablo avanzando con el pintado de la montaña, ¡ya va cogiendo forma!:
 


 
Y en la otra parte de la montaña hacemos lo mismo, una vez bien seca la escayola, la pintamos con el mismo proceso...
 


El conjunto ya pintado y con luz natural queda impecable, ¿no creéis? ¡Ya parece un macizo rocoso en toda regla!

 
 
Si queréis ver el proceso en vídeo, aquí os adjunto uno. Como podéis comprobar, este método de pintar la roca es de lo más eficaz, rápido y barato:
 
 
El resto del terreno también fue cogiendo color y aspecto rocoso:
 

 
Con masilla de modelar fuimos completando laderas y el resto de la orografía de nuestros módulos:



 
Y al lecho del río, que nos había quedado demasiado profunda, le dimos también algo de altura y rugosidad, aunque ya lo iremos completando con piedras pequeñas, arena, etc.:
 

 
Finalmente, tras probar a poner algunas cuantas vías bajo la montaña, acabamos la dura pero muy productiva jornada de trabajo componiendo todo el conjunto, ¡cuánto hemos avanzado!
 

 
Esta entrada ha sido más larga de lo habitual, pero es que trabajamos mucho aquél día. Pronto os contaré más avances que hemos hecho en nuestro conjunto modular así que, ¡atentos al canal RintiLand!
 
¡Hasta pronto, amiguetes!

Publicar un comentario