domingo, 16 de marzo de 2014

Conjunto modular Club-N: Lentos, pero seguros... (Capítulo 10)

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches!

Desde el verano, pasó todo un trimestre sin que nos pudiéramos reunir para seguir avanzando con nuestros módulos. La principal razón es que no teníamos un sitio estable para poder trabajar con ellos de forma "regular", y tener que montarlos y desmontarlos cada día que quedábamos nos daba mucha pereza, la verdad, ya que perdíamos mucho tiempo.

Afortunadamente, nuestro amigo Pablo (sí, ya eres todo un miembro de pleno derecho de nuestra "asociación") nos dio una solución: llevar los 4 módulos a su pequeño trastero y dejarlos montados allí de manera permanente. De esta manera, él podría bajar en sus ratos libres a avanzar con la decoración, y nosotros seguiríamos con las vías, la parte eléctrica y demás.

El primer día que quedamos no avanzamos mucho, un poquito aquí, otro poquito allá... fue una primera toma de contacto de nuestro nuevo lugar de trabajo y, la verdad, aunque el espacio es pequeño, tener los 4 módulos montados juntos nos ayuda mucho a avanzar, coger ideas, etc.


Así que, fuimos haciendo un poco de todo. Por un lado, nuestro "paisajista" Pablo estuvo preparando unas cuantas rocas, hechas con diferentes métodos, para ver cuales podíamos aprovechar para nuestro paisaje:


También fuimos pegando las vías principales, para intentar dejar los desvíos en su sitio, que es lo más complicado. Aprovechando que, en su día, hice el trabajo "sucio" colocando las bases en el lugar que debían ir las vías, pues ahora debía ser todo mucho más sencillo.

Los 2 desvíos los colocamos sin pegar, de momento. Es muy importante ser muy precisos en este punto, porque hay que colocar las bobinas por debajo y no nos podemos permitir una desviación de milímetros, ya que la aguja no funcionaría adecuadamente.



Tras hacer los pequeños huecos para el movimiento de la varilla que acciona el desvío, colocamos los motores a mano para definir su ubicación, antes de marcar los tornillos. Nos costó un par de veces ajustar bien los tornillos, porque la varilla luego no hacía el movimiento de las agujas como debiera, pero finalmente lo conseguimos.



Una vez colocados los motores, comprobamos que la varilla pasa por donde debería, por lo que el desvío se deberá accionar correctamente cuando lo electrifiquemos:



Una vez colocados los 2 desvíos, procedemos a pegar parte de la vía flexible, e ir "avanzando metros" de las vías principales. Para ello, empleamos el pegamento elástico de LokLiege:




Dejamos parte de las vías principales ya en su sitio y pegándose, pusimos algunos clavos, y nos ayudamos de chinchetas para que quedaran fijas en la posición que queremos:



Aparte de lo comentado, también pintamos la base del río con una base clara, sobre la que ya iremos oscureciendo más adelante, y pegamos el puente, colocando su parte de vía:





Pues esto ha sido todo por hoy, tal y como reza el título del capítulo... ¡lentos pero seguros!

¡Hasta la próxima!
Publicar un comentario