domingo, 9 de marzo de 2014

Conjunto modular Club-N: Superando dificultades al colocar la vía... (Capítulo 9)

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches!

Aunque aquí todo se pinta de color de rosa, la realidad es bien distinta, a la hora de montar las vías, de hacer la montaña, de crear el paisaje, nos han ido surgiendo unas cuantas dificultades... pero ahí está lo divertido de montar los módulos, que nos sirve para que, en el futuro, aprendamos de los errores que ahora cometemos y, además, nos hace trabajar mejor en equipo para que a todos se nos ocurra la mejor manera de solventar los problemas que se nos ponen por delante.

Hoy os voy a hablar de la última reunión que tuvimos el pasado verano, en el chalet de Javi, uno de los amiguetes que formamos la "asociación virtual" (espero que pronto seamos una real), donde pasamos mucho calor, nos zampamos una riquísima paella y trabajar, no trabajamos mucho... bueno, un poquito sí, jejeje. El garaje nos sirvió para juntarnos con los 4 módulos y ponernos "manos a la obra" nuevamente:



A continuación os cuento lo que hicimos ese día, tras el salto.


Proseguimos rematando zonas... por ejemplo, el puente nos está dando muchos quebraderos de cabeza. Nos hemos planteado poner unos pilares de la marca KATO, que dan el pego, y completar el final del mismo con un poco de pasta de modelar, a la que daremos forma posteriormente:






También hemos limado el pilar de madera para evitar dejarlo con aristas tan rectas. Posteriormente tenemos pensado cubrirlo con placa de muro de piedra, para que parezca lo más realista posible:



Por otro lado, el puente inferior bajo que va sobre el río también tiene su "miga". Cortamos un puente de la marca FALLER que, aunque es recto, hemos podido adaptar para la vía curva de radio amplio que va a pasar por ese punto del trazado. Pero teníamos que adaptar la parte del lecho del río que pasa por allí y, como esa parte se hizo con malla metálica, tuvimos que cortar con mucho cuidado con la Dremel, y rellenar con algo de pasta de modelar para que asentara correctamente:



El puente superior no presenta, a priori, tantas dificultades como el de abajo, aunque también es un puente en curva y no es nada fácil gestionar los cortes en la vía flexible. Rellenamos con masilla la junta de madera:


Y colocamos la vía que falta, el resultado final es bastante bueno, quedando una curva amplia muy bonita:



Ahora nos propusimos poner una de las complicadas curvas del lateral Oeste del conjunto. Tanto la curva de bajada de la montaña como la que está en llano son muy cerradas y, además, requieren de hacer un corte entre módulos, lo cual nos va a generar un montón de problemas. El primero, unir dos vías flexibles entre sí con ese radio de curvatura.

Tras varias pruebas, con raíles que se desplazaban por las traviesas a su antojo, haciendo cortes que no nos servían de mucho, etc., al final nos decidimos por soldar los raíles con las vías ya curvadas:




Finalmente, pudimos colocar la vía y pegarla a su base con la cola elástica, y la dejamos clavada con chinchetas para que no se moviera durante el encolado:




Y para terminar la jornada, hicimos unas pruebas de cómo quedaría el balasto (sin pegarlo), empleando nuestro flamante nuevo dispensador, a ver qué tal funciona el invento:



Parece que no queda mal, aunque todavía nos queda para balastear las vías... De momento, lo dejamos así, esto va teniendo mejor pinta :-)


¡Hasta pronto!

Publicar un comentario