miércoles, 12 de marzo de 2014

Construir mis propias vías, ¿por qué no?

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches!

Hoy voy a dejar a un lado los avances en nuestro conjunto de módulos para hablaros de otro descubrimiento que hice en este maravilloso mundillo del Modelismo Ferroviario: las vías.

Y diréis, ¿las vías son un descubrimiento? Esta claro que las vías en sí, no lo son o, al menos, no son ninguna novedad o descubrimiento... pero, si nos ponemos a pensar, ¿cuántas marcas conocéis que hagan vías en nuestra escala N? seguro que os sobran dedos de la mano. Al final, excepto PECO, casi todas las marcas hacen vías con radios prefijados, un modelo de vía flexible, uno o dos tipos de desvíos y, con eso tenemos que diseñarnos la maqueta de nuestros sueños. En definitiva, nos tenemos nosotros que adaptar a las vías y no las vías a nosotros.

Pero, ¿qué pasa si necesito unos desvíos que no existen? O, más sencillo aún, si necesito hacer unas vías con radio extremadamente pequeño, ¿cómo las hago? las vías flexibles dan para lo que dan...

Tendremos que plantearnos hacer nuestras propias vías...

Y justo eso es lo que me pasó a mí cuando, al diseñar la vía del tranvía que tendría (o, mejor dicho, tendrá RintiLand). Mis tranvías Portram de KATO permiten giros en radios de ¡90 mm! así que, para no apurar demasiado, en el diseño de la ciudad puse curvas de 95-100 mm. Sin embargo, las marcas que he encontrado que hacen vías con curvas cortas para tranvías (KATO, Tomix), pues no me convencen: sólo tienen curvas de 90º, con la acera ya hecha, o con balasto poco realista... en fin, no me daban el realismo ni la versatilidad que buscaba.

Hasta que descubrí el mundo de Fine Scale o, dicho de otro modo, construirnos nuestras vías. Y buscando, buscando, encontré esta web (Fast Tracks) donde tienen todo lo que necesito.

¡Te puedes hacer hasta tus propios desvíos! Afortunadamente, mi entusiasmo no ha llegado a tanto (todavía), pero sí que les hice un pedido para lo que necesitaba: comprobar si era capaz de montar mis vías para el tranvía y, por qué no, para algún pequeño diorama con vías de perfil bajo que queden mucho más bonitas y realistas... ¡todo se andará!


Pedí unos cuantos raíles, traviesas de madera sin pintar, traviesas de cobre para poder soldar los raíles, varios perfiles para curvar las vías al radio que queremos (me serán imprescindibles para el futuro cuando monte las vías de RintiLand, y salen más baratos que los de PECO) y, finalmente, el curvador de raíles (Rail Roller), una herramienta imprescindible para trabajar con los raíles (no sé cómo podríamos curvarlos a mano para que quedaran con el radio perfecto):


Consiste en 3 rodillos metálicos, con algo de engrase, de los cuales 2 son fijos y el inferior lo podemos mover para ajustar al radio deseado, aunque lo tendremos que hacer a ojo hasta llegar a la curvatura que buscamos:



Basta con meter el raíl entre los 2 rodillos fijos superiores y el rodillo móvil inferior y moverlo un par de veces adelante y atrás hasta que la curva se consigue. Si necesitamos un radio menos, pues subimos el rodillo inferior y volvemos a mover el raíl. Este vídeo explica cómo hacerlo:


Y mi primer raíl curvándose :-)


Me hice una plantilla provisional con el radio de 95 mm que buscaba para mis "futuras" vías del tranvía, y probé con 2 raíles a ver si daba resultado o no. El resultado es... perfecto:


Para poder unir los raíles tienen unas traviesas especiales de cobre, a las que habrá que soldar los mismos. Se tienen que colocar con cierta separación y, en el resto del espacio se emplearán traviesas de madera (aunque en mi caso no harían falta, ya que las vías del tranvía estarán embutidas en la carretera):



Para asegurar el espaciado exacto de 9 mm entre raíles, utilizo los separadores de N-detail:


Y la prueba ha sido más que satisfactoria, comprobamos con un tranvía el resultado:




Bueno, ¡me encanta el resultado! Seguiré probando en el futuro con este tipo de vías y, quizás, a hacerme algún diorama con vías de estas, ¡seguro que queda muy bonito! Os iré contando por aquí, como siempre.

¡Hasta pronto!
Publicar un comentario