jueves, 20 de marzo de 2014

Conjunto modular Club-N: La naturaleza se abre paso (Capítulo 11)

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches!

Efectivamente, la opción de dejar los módulos en el trastero fue la adecuada, en poco tiempo Pablo hizo muchos avances con la decoración del paisaje, y lo que era una zona llana y sin decorar, se convirtió en un espacio rocoso, con hierba, los primeros árboles... ¡el cambio fue radical! Os lo iré explicando en la entrada de hoy.

Tocaba empezar a usar materiales nuevos: diversas pastas de modelar de NOCH, hierbas de Woodland Scenics, pinturas varias, etc.



Lo primero fue colocar las rocas. Esas rocas planas tan bien hechas, que os enseñé en el Capítulo anterior, había que ubicarlas bien y de forma que no desentonaran con el entorno que habíamos creado. Para ello, con escayola, pasta de modelar y mucha maña para hacer las estrías de las rocas, el entorno cambió completamente...








Las rocas han quedado excelentes, ahora toca darles un toque de color, con unos lavados en tonos grisáceos y marrones:






La verdad es que el cambio es ¡espectacular! ¿verdad? En el río también añadimos capa de masilla, para subir la altura del fondo y darle forma:


Tras el salto, os cuento cómo quedó todo con la hierba, algunos árboles... seguid leyendo que merece la pena verlo :-)

domingo, 16 de marzo de 2014

Conjunto modular Club-N: Lentos, pero seguros... (Capítulo 10)

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches!

Desde el verano, pasó todo un trimestre sin que nos pudiéramos reunir para seguir avanzando con nuestros módulos. La principal razón es que no teníamos un sitio estable para poder trabajar con ellos de forma "regular", y tener que montarlos y desmontarlos cada día que quedábamos nos daba mucha pereza, la verdad, ya que perdíamos mucho tiempo.

Afortunadamente, nuestro amigo Pablo (sí, ya eres todo un miembro de pleno derecho de nuestra "asociación") nos dio una solución: llevar los 4 módulos a su pequeño trastero y dejarlos montados allí de manera permanente. De esta manera, él podría bajar en sus ratos libres a avanzar con la decoración, y nosotros seguiríamos con las vías, la parte eléctrica y demás.

El primer día que quedamos no avanzamos mucho, un poquito aquí, otro poquito allá... fue una primera toma de contacto de nuestro nuevo lugar de trabajo y, la verdad, aunque el espacio es pequeño, tener los 4 módulos montados juntos nos ayuda mucho a avanzar, coger ideas, etc.


Así que, fuimos haciendo un poco de todo. Por un lado, nuestro "paisajista" Pablo estuvo preparando unas cuantas rocas, hechas con diferentes métodos, para ver cuales podíamos aprovechar para nuestro paisaje:


También fuimos pegando las vías principales, para intentar dejar los desvíos en su sitio, que es lo más complicado. Aprovechando que, en su día, hice el trabajo "sucio" colocando las bases en el lugar que debían ir las vías, pues ahora debía ser todo mucho más sencillo.

Los 2 desvíos los colocamos sin pegar, de momento. Es muy importante ser muy precisos en este punto, porque hay que colocar las bobinas por debajo y no nos podemos permitir una desviación de milímetros, ya que la aguja no funcionaría adecuadamente.



Tras hacer los pequeños huecos para el movimiento de la varilla que acciona el desvío, colocamos los motores a mano para definir su ubicación, antes de marcar los tornillos. Nos costó un par de veces ajustar bien los tornillos, porque la varilla luego no hacía el movimiento de las agujas como debiera, pero finalmente lo conseguimos.



Una vez colocados los motores, comprobamos que la varilla pasa por donde debería, por lo que el desvío se deberá accionar correctamente cuando lo electrifiquemos:



Una vez colocados los 2 desvíos, procedemos a pegar parte de la vía flexible, e ir "avanzando metros" de las vías principales. Para ello, empleamos el pegamento elástico de LokLiege:




Dejamos parte de las vías principales ya en su sitio y pegándose, pusimos algunos clavos, y nos ayudamos de chinchetas para que quedaran fijas en la posición que queremos:



Aparte de lo comentado, también pintamos la base del río con una base clara, sobre la que ya iremos oscureciendo más adelante, y pegamos el puente, colocando su parte de vía:





Pues esto ha sido todo por hoy, tal y como reza el título del capítulo... ¡lentos pero seguros!

¡Hasta la próxima!

miércoles, 12 de marzo de 2014

Construir mis propias vías, ¿por qué no?

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches!

Hoy voy a dejar a un lado los avances en nuestro conjunto de módulos para hablaros de otro descubrimiento que hice en este maravilloso mundillo del Modelismo Ferroviario: las vías.

Y diréis, ¿las vías son un descubrimiento? Esta claro que las vías en sí, no lo son o, al menos, no son ninguna novedad o descubrimiento... pero, si nos ponemos a pensar, ¿cuántas marcas conocéis que hagan vías en nuestra escala N? seguro que os sobran dedos de la mano. Al final, excepto PECO, casi todas las marcas hacen vías con radios prefijados, un modelo de vía flexible, uno o dos tipos de desvíos y, con eso tenemos que diseñarnos la maqueta de nuestros sueños. En definitiva, nos tenemos nosotros que adaptar a las vías y no las vías a nosotros.

Pero, ¿qué pasa si necesito unos desvíos que no existen? O, más sencillo aún, si necesito hacer unas vías con radio extremadamente pequeño, ¿cómo las hago? las vías flexibles dan para lo que dan...

Tendremos que plantearnos hacer nuestras propias vías...

Y justo eso es lo que me pasó a mí cuando, al diseñar la vía del tranvía que tendría (o, mejor dicho, tendrá RintiLand). Mis tranvías Portram de KATO permiten giros en radios de ¡90 mm! así que, para no apurar demasiado, en el diseño de la ciudad puse curvas de 95-100 mm. Sin embargo, las marcas que he encontrado que hacen vías con curvas cortas para tranvías (KATO, Tomix), pues no me convencen: sólo tienen curvas de 90º, con la acera ya hecha, o con balasto poco realista... en fin, no me daban el realismo ni la versatilidad que buscaba.

Hasta que descubrí el mundo de Fine Scale o, dicho de otro modo, construirnos nuestras vías. Y buscando, buscando, encontré esta web (Fast Tracks) donde tienen todo lo que necesito.

¡Te puedes hacer hasta tus propios desvíos! Afortunadamente, mi entusiasmo no ha llegado a tanto (todavía), pero sí que les hice un pedido para lo que necesitaba: comprobar si era capaz de montar mis vías para el tranvía y, por qué no, para algún pequeño diorama con vías de perfil bajo que queden mucho más bonitas y realistas... ¡todo se andará!


Pedí unos cuantos raíles, traviesas de madera sin pintar, traviesas de cobre para poder soldar los raíles, varios perfiles para curvar las vías al radio que queremos (me serán imprescindibles para el futuro cuando monte las vías de RintiLand, y salen más baratos que los de PECO) y, finalmente, el curvador de raíles (Rail Roller), una herramienta imprescindible para trabajar con los raíles (no sé cómo podríamos curvarlos a mano para que quedaran con el radio perfecto):


Consiste en 3 rodillos metálicos, con algo de engrase, de los cuales 2 son fijos y el inferior lo podemos mover para ajustar al radio deseado, aunque lo tendremos que hacer a ojo hasta llegar a la curvatura que buscamos:



Basta con meter el raíl entre los 2 rodillos fijos superiores y el rodillo móvil inferior y moverlo un par de veces adelante y atrás hasta que la curva se consigue. Si necesitamos un radio menos, pues subimos el rodillo inferior y volvemos a mover el raíl. Este vídeo explica cómo hacerlo:


Y mi primer raíl curvándose :-)


Me hice una plantilla provisional con el radio de 95 mm que buscaba para mis "futuras" vías del tranvía, y probé con 2 raíles a ver si daba resultado o no. El resultado es... perfecto:


Para poder unir los raíles tienen unas traviesas especiales de cobre, a las que habrá que soldar los mismos. Se tienen que colocar con cierta separación y, en el resto del espacio se emplearán traviesas de madera (aunque en mi caso no harían falta, ya que las vías del tranvía estarán embutidas en la carretera):



Para asegurar el espaciado exacto de 9 mm entre raíles, utilizo los separadores de N-detail:


Y la prueba ha sido más que satisfactoria, comprobamos con un tranvía el resultado:




Bueno, ¡me encanta el resultado! Seguiré probando en el futuro con este tipo de vías y, quizás, a hacerme algún diorama con vías de estas, ¡seguro que queda muy bonito! Os iré contando por aquí, como siempre.

¡Hasta pronto!

domingo, 9 de marzo de 2014

Conjunto modular Club-N: Superando dificultades al colocar la vía... (Capítulo 9)

¡Buenos días, buenas tardes, buenas noches!

Aunque aquí todo se pinta de color de rosa, la realidad es bien distinta, a la hora de montar las vías, de hacer la montaña, de crear el paisaje, nos han ido surgiendo unas cuantas dificultades... pero ahí está lo divertido de montar los módulos, que nos sirve para que, en el futuro, aprendamos de los errores que ahora cometemos y, además, nos hace trabajar mejor en equipo para que a todos se nos ocurra la mejor manera de solventar los problemas que se nos ponen por delante.

Hoy os voy a hablar de la última reunión que tuvimos el pasado verano, en el chalet de Javi, uno de los amiguetes que formamos la "asociación virtual" (espero que pronto seamos una real), donde pasamos mucho calor, nos zampamos una riquísima paella y trabajar, no trabajamos mucho... bueno, un poquito sí, jejeje. El garaje nos sirvió para juntarnos con los 4 módulos y ponernos "manos a la obra" nuevamente:



A continuación os cuento lo que hicimos ese día, tras el salto.